Psicoterapia

Un camino de exploración y conocimiento para desarrollarnos como personas,

Una crisis personal es una oportunidad para desprendernos de rigideces y potenciar nuestros recursos más saludables.

 

Psicoterapia es un espacio en el que la persona afronta sus conflictos, malestares e inquietudes. El vínculo que establece con el o la psicoterapeuta sirve de apoyo para darse cuenta, elaborar y transformar estas dificultades en condiciones generadoras de crecimiento. Implica un proceso de desarrollo que requiere una regularidad semanal o quincenal.

Motivos
Son muchos los motivos que pueden conducir a una persona a un proceso de psicoterapia. Los principales son:

  • La presencia de malestares somáticos o psicológicos, que ponen de manifiesto la necesidad de ayuda por parte de un profesional. Ejemplos de malestar pueden ser ansiedad, fobias, estado de ánimo depresivo, irritabilidad, tensiones musculares, problemas de sueño, etc…
  • Una situación difícil de asimilar como pueden ser problemas en las relaciones interpersonales, muerte de una persona querida, pérdida de trabajo, enfermedad, accidentes, etc….
  • El deseo de mejorar el estado de salud y bienestar y de desarrollar las capacidades propias.

¿Cómo se trabaja?
En la sesión de psicoterapia se dan las condiciones para que la persona pueda explorar lo que está viviendo, definir sus objetivos y encontrar recursos para desarrollarse.